El 2020 está a la vuelta de la esquina y nos encontramos en una época donde la tecnología juega un papel fundamental en el sector de la información y la comunicación. Las redes sociales son las plataformas más populares para conectar a marcas y empresas con sus potenciales clientes. Los influencers son parte esencial de la publicidad en la actualidad, pero ahora tienen un nuevo competidor: los influencers virtuales. Hoy te contamos quiénes son y por qué motivos no deberías contar con ellos para tu próxima campaña de Influencer Marketing.

Los influencers virtuales súper realistas basados en la inteligencia artificial son creados mediante técnicas de robótica y tienen un claro objetivo: alcanzar el mismo impacto y visibilidad que los influencers reales. El increíble realismo conseguido (parecen personas en pantalla) se logra gracias al increíble trabajo de creativos y expertos en robótica. Son avatares digitales que las marcas y las empresas crean para generar una nueva “realidad sintética”.

Lil Miquela

Los influencers virtuales más populares

Lil Miquela

Lil Miquela es la más conocida del momento. Su cuenta tiene más de 1.7 millones de seguidores en Instagram y su popularidad no para de crecer. Los creadores de Lil Miquela son Brud, una empresa de robótica de Sillicon Valley relacionada con el sector del marketing que gracias a una ganancia de 125 millones de dólares en una ronda de financiación, empezó su proyecto de “realidad sintética”. De aspecto muy juvenil y un look muy urbano, Miquela es muy querida entre el público más joven.

@Bermuda

Bermuda

Bermuda es otra influencer virtual que deberías conocer. Se autodenomina “robot queen” y roza los 200k en Instagram. Bermuda es la influencer virtual más perfecta de las que se han creado hasta la fecha a ojos de la sociedad occidental: rubia, ojos azules y con una vida aparentemente perfecta (aunque ficticia).

@Shudu

Shudu

Shudu es la modelo virtual más popular este 2019 y ya ha alcanzado la categoría de influencer. Sus casi 200k en Instagram la han convertido en una modelo perfecta para marcas que cuentan como principal mercado el ecommerce. De tez oscura y piernas kilométricas Shudu es “The World’s First Digital Supermodel” como anuncia su propio perfil de Instagram. Por último, hacemos referencia también a Hatsune Miku, la estrella virtual del K-pop que cuenta con miles de canciones y con millones de seguidores online.

Pros y contras del uso de influencers virtuales para las marcas

Los influencers robóticos son personajes creados de forma digital poco realistas y que presentan modelos muy idealizados de la sociedad actual. Triunfan en Instagram, el reino de lo aspiracional, pero muchas marcas no conectan con ellos debidos a la falta de valores que aportan este tipo de influencers. Los personajes creados por ordenador muestran una vida idílica que todos sus seguidores saben que es totalmente ficticia. Con ellos desparece la conexión que se establece entre un influencer real y sus seguidores. En relación con el rendimiento de su trabajo en redes sociales el resultado es peor y tienen mucho menos engagement que los influencers humanos.

Algunas marcas reconocen que se sienten más tranquilos al contratar los servicios de influencers virtuales ya que en algunos casos estos embajadores de la marca no se comportan con los valores adecuados y su comportamiento acaba repercutiendo negativamente en las marcas que han decidido colaborar con ellos. Además, la autenticidad de la persona es un valor muy apreciado en la actualidad y un avatar digital nunca podrá ser una persona real. Podemos apreciar también que es un riesgo apostar por la inteligencia artificial ya que puede ser visto como un acto poco realista por pate de las empresas y el consumidor puede desconfiar de esta acción.

Cuando se trabaja con un avatar digital las empresas y las marcas no tratan con una persona humana (con todas sus características, tanto positivas como negativas), sino que se relacionan con un equipo de producción que puede crear con precisión la imagen del avatar a lo que quiere transmitir la marca. Por lo tanto, se consigue un resultado que puede ser más atractivo a nivel visual pero mucho menos impactante cuando se trata de llegar al consumidor.

En Hello Cherry apostamos por la veracidad, la credibilidad y los valores de los cientos de influencers con los que trabajamos a diario. Los resultados con ellos son espectaculares y consiguen crear comunidades reales donde su impacto y visibilidad es muy positiva para las marcas y las empresas con las que trabajamos. Por este motivo, te esperamos en Hello Cherry para generar la próxima estrategia de comunicación y marketing de tu marca. El marketing con influencers es un éxito que alcanzará un nuevo triunfo en el año 2020.

Fotos | theverge.com, refinery29.com, pinterest, hips.hearstapps.com

Deja un comentario